Significa contar con el apoyo de toda una organización especializada en la operación de redes de comunicaciones. Es la solución ideal para empresas que desean delegar la operación de su red o fortalecer su área interna de IT.